lunes, 2 de febrero de 2009

Hoy migas....


Llevamos unos días con un tiempo raro en nuestro pueblo. Llueve poco, pero es de agradecer el agua que nos cae. Como decimos entre los mayores: mejor que llueva que haga viento. El viento nos vuelve a todos un poco agresivos. Y como es tradición, cuando cae una gota del cielo, ya están las migas en la sartén.
Dicen que las migas es una comida de pobres y de pastores, y puede que sea verdad, pero qué buenas que están. Hoy es una bendición poder comerse unas migas bien hechas, con la familia alrededor de la sartén, sin platos, sin mirar quién come a tu lado o quién no.
Cuando era pequeño, esta comida era un ritual. El acompañamiento de las migas no era quizás tan lujoso como ahora, o tan caro, pero no lo necesitábamos. Habíamos oído de ciertos pescados que comían algunos, y a los que nosotros no podíamos acceder ni por asombre, pero no nos importaba. El nuestro era especial, porque era el trabajo de toda la casa.
¿Recordáis las migas de la matanza? ¡Qué buenas! Y curiosamente no teníamos colesterol, ni azúcar, ni nada de nada. Trabajábamos mucho y comíamos más.
Yo hoy he comido migas. Al menear la resera, al freír los pimientos, el pescado… todo son recuerdos. Mis padres que ya no están, mis hermanos,… No es sólo el recuerdo, es que al sentarme a la mesa parece que vuelven a estar conmigo.
Es una tradición de Antas. Se que leéis esto algunos que no vivís en Antas; no dejéis de hacer unas buenas migas cuando llueve. Seguro que el olor os trae aquí, a estas calles, a estos huertos llenos de vida. Y los que estamos aún aquí os acogeremos con alegría, os lo aseguro.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Precioso, vuelve a emocionarme con tanta sencillez.

Anónimo dijo...

Aunque hace muy poco que he descubierto este blog, he de decir que esta entrada me ha llamado en especial la atención, más que nada porque este domingo precisamente, en mi casa, nos dimos una buena de este manjar, que tantos y tan ricos acompañamientos permite.

Si es muy posible que su origen fuese la "improvisación" de mezclar lo poco que había, pero si no hubiese sido por esa "improvisación" igual hoy no nos podríamos comer el cocido de garbanzos o un plato de lentejas, que bien preparados, ríase usted de la alta cocina.

Saludos y...que aproveche!!

Un joven de Antas

eli dijo...

Mis abuelos y mi mamà son de ANTA,con mayùcula x lo tanto yo soy media antuna,un cuato gallega y un cuarto criolla como decimos aca en Argentina,AYYYYYYYYY Esas migas que mi abuela Paca y mi mamà nos hacìan,y los pasodobles que cantaban mis tias abuelas, siempre de negro, pero de fiesta, Mi infancia fue rodeado de andaluces. Rido Cano, Castaño Parra son los apellidos de mis abuelos, mi mamà se llama Marìa Castaño Ridao ¡ por favor ! puede poner la receta de las migas con la sopa? y si sabe tambièn la mayonesa de ajo. Gracias. Èlida Mabel Lòpez Castaño. Saludos se lo conoce a Diego que tambièn tiene un blog muy bueno.

elimabela dijo...

Gracías abuelo.recién veo las migas, me dió una envidia,
solo imaginarme el pueblo y lo bonito que está por las fotos de Diego, por favor si alguien tiene las recetas mandemelas¡¡
Elimabela@gmail.com

Desde Mar del Plata, Argentina
Élida Mabel López Castaño