jueves, 29 de enero de 2009


Quiero deciros que este blog está siendo para mí, o ha sido (aún no lo se) un modo de decir en voz alta lo que pienso de las cosas que cada día vivo. No he querido molestar a nadie nunca, ni crear polémica. Respeto a todos y quiero que me respeten.
No he dicho mi nombre porque no lo creía conveniente, porque quería ver y reflexionar lo que pasa a mi alrededor, sin importar quién lo dice. Pero creo que esto va por caminos que no esperaba.
En las tertulias se preguntan quién puedo ser o no ¿qué más da? Soy alguien que vive en Antas, ama a Antas y quiere morir en Antas.
Por ahora voy a estar unos días callado, creo que es mejor. He oído algunas cosas sobre “ese viejo” que no me han gustado mucho. Y no tengo miedo a nadie, sólo quiero vivir en paz y que los que vivan a mi alrededor vivan en paz. Se construye libertad también desde el silencio y la prudencia.
A los que dudan he de decirle que si tengo mujer, hijos y nietos. Y que Dios me los conserve.
Gracias.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

querido amigo, no deje de escribir cosas sobre nuestro pueblo, quiza esas personas que comentan "quien será ese viejo" tal vez lo que tengan sea un poco de envidia, sabe que el ser humano nunca es capaz de reconocer lo que hace su vecino y mucho menos en tu pueblo "nadie es profeta en su tierra", pasa de la gente, y divierte como quieras, no haces daño a nadie , no criticas a nadie, tu manera de expresarte es buena, respetuosa que mas quieren, creo que es la curiosidad la que mato al hombre, así que adelante. A mi me da igual quien seas, solo se que desde hace tres dias me conecto un rato para ver lo que dices. sigue no desanimes y que se aguante el que no sepa. un abrazo a toda la gente de antas una antusa

Anónimo dijo...

Amigo, al principio lo de los comentarios sobre uno se hace un poco extraño. Luego, los comentarios agradables compensan, con creces, los malos. No podemos gustar a todos, ni mucho menos, pero de vez en cuando agradamos a alguien.

Diego Zamora

Anónimo dijo...

Hola amigo:

Por favor, continue.
Por favor, deléitenos con sus comentarios.
Por favor, cuentenos sus vivencias.
Por favor, háblenos de nuestro pueblo.
Por favor, siga siendo usted el mismo.
Por favor, le esperamos mañana con otra historia contada de esta manera tan especial que surge entre la complicidad del abuelo y del nieto.

Por favor, continue, por muchos que sean los que hacen comentarios que no le agraden, somos más los que esperamos poder leer sus "historias" reales.

Gracias y hasta mañana.

María dijo...

¡hola amigo! no sabes cuánto malestar me ha producido leer lo que has escrito hoy. Todos los días entro en tu página para leer lo que escribes. ¿A quién le importa quien eres?, lo que importa es lo que eres, lo que escribes. No debes dejarte vencer por una panda de envidiosos malintencionados, lo único que les ocurre es que les gustaría ser tú, que fueran ellos los protagonistas de las terturlias.¿Despues de todo lo que has pasado en la vida, vas a dejar que unos pocos te ganen la batalla? No, no lo creo, tú eres más fuerte que un puñado de comentarios, dejalos que se diviertan, dentro de unos días pasará algo en el pueblo que les haga olvidar que hay "un viejo que escribe", sus comentarios y críticas se volveran hacia otros temas y mientras todos nosotros seguiremos disfrutando de lo que dices.Además ¿no te divierte oirlos intentando descubrir quién es quien,no metes tú también "baza"? Hazlo y riéte de ellos. No dejes que unos pocos puedan contigo y con tú nueva ilusión. Seguiré esperandote aquí y que el miedo no te pueda, como tú dices ya no es tiempo de eso y al que no le guste pues "ajo". Un saludo

Anónimo dijo...

querido abuelo, respeto tu intencion de callarte, pero no creo que sea lo mejor para nadie, expongo mis razonamientos, 1º nos dejas a todos tus seguidores (que somos muchos) huerfanos, 2ºtu dejas de hacer algo que haces muy bien, y que creo que te aporta mucha satisfaccion, 3º le haces un favor a esa gente que quiere saber tu identidad, y que de alguna manera te ha llevado a tomar esta decision.
Te ruego que te lo pienses mejor y no dejes que puedan unos pocos intolerantes y envidiosos, (que eso es lo que son, nuestro pueblo, aunque nos pese, esta lleno de ellos) te presionen hasta el punto de dejar de hacer algo que a muchos nos encanta, y nos gusta, por que dices cosas desde el corazón, cosas que quizás cara a cara no las diriamos, porque nos da pudor enseñar nuestro interior, aquí te expresas como quieres y los que te seguimos tambien, así que por favor no les des la razon a unos pocos y sigue adelante, y a esos, pues que se fastidien, que como dice mi madre,¡¡¡ si la envidia fuera tiña, cuantos tiñosos habría!!! nos vemos mañana

Anónimo dijo...

sigo el blog avitualmente y no creo que sean unos sino uno.algunos que animamos a este señor a que siga escribiendo no estamos encuadrados en ningun grupo somos personas libres asi que si se dan animos que no sea otra cosa,creo que no hay grupos solo una persona,un saludo a todos

De Antas dijo...

Gracias, muchas gracias por vuestro ánimo y vuestros comentarios. Si volveré a escribir porque quizás os necesite yo más a vosotros, aunque no pueda subir lo que escribo, por lo menos puedo leer lo que vosotros escribís. Mi familia se ha ampliado con todos vosotros.
A mi no me preocupan tanto los comentarios, pero cuando mi nieto oye alguno dice que ya no escribe más.
Hoy me habéis hecho un poco más feliz.