domingo, 25 de enero de 2009

Gracias

Gracias, muchas gracias.

Llevo varios días sin poder conectarme y escribir, pero cuando esta tarde ha venido mi nieto con el portátil y me ha enseñado los comentarios que habéis escrito, me he emocionado.
A todos los que leéis estos pequeños comentarios os doy las gracias. Se que algunos os sentís más identificados que otros, pero a TODOS os digo: GRACIAS. No importa cómo me llame o cómo sea, porque lo único que importa de mí es el amor a nuestro pueblo, y el respeto a todas las iniciativas y a las ideas de cualquier hombre o mujer esté donde esté y sea quien sea.
Este fin de semana siento tristeza por el chaval que han operado en Almería a causa de un golpe en la cabeza. No entro a juzgar, no condeno a nadie, pero no entiendo nada.
¿Qué está pasando en el mundo? ¿Pensáis que la violencia es la única arma capaz de callar la libertad? No, nunca los golpes o las armas han creado espacios de paz, sino que han generado más violencia aún.
No se cuál fue el motivo por el que ese chaval de 17 años fue agredido; sea cual sea nunca va a justificar la violencia que se empleó en él. Es necesario romper de una vez con la agresividad que muchos jóvenes ejercen contra otros.
Estoy en “la Moncloa” y veo cómo la gente joven comienza a llegar a la puerta de un bar, y me asombra la falta de respeto que hay entre ellos. Se insultan de una forma tranquila, como si no pasara nada.
Hay chavales y chavalas que son un encanto, siempre con una sonrisa, con un “hola, buenas tardes”; pero hay otros que me dan miedo.
Si algunos de los que leéis esas líneas tenéis hijos, por favor, transmitirle que lo más hermoso del mundo es la paz; pero no la paz sólo en la franja de Gaza, sino también y más que nunca, entre ellos, entre sus amigos.
Gracias, muchas gracias.

6 comentarios:

Maria dijo...

¡hola amigo! (permiteme que te llame así), desde luego tu blog ha sido una revolución, quizá por la edad que dices tener (no estoy segura de si es un "pequeño truco")y por lo bien que te expresas a pesar, de que como tú dices, no fuiste a la escuela. Si los escasos datos que das sobre tí son verdaderos, tengo que felicitarte, no mucha gente de tu edad y condición saben transmitir lo que tú trasmites. He disfrutado mucho leyendo tus comentarios, espero seguir haciendolo y, aunque todo sea una pequeña "mentirijilla" te agradezco los buenos instantes que me produce leer lo que escribes . Creo que "conozco" a todos los que componeis la Moncloa y de verdad que para mi ha sido una muy grata y sorprendete revelación descubrir que hay un ilustre orador entre sus componentes. Nunca lo habría imaginado viendoos allí sentados pasar el tiempo.Mis mas sinceras felicitaciones.Ah, por cierto, yo soy de las que saludo, pero también tengo que decir, que a veces no se me contesta por parte de los componentes de la moncloa.Espero seguir saludandote mucho tiempo aún sin saber quien eres.

De Antas dijo...

Gracias María por tus palabras. Yo no soy quien escribe, es mi nieto, aunque comienza a estar cansado del abuelo. Yo pienso y pongo algunas cosas por escrito, luego él o su hermana me ayudan, lo corrijen y lo ponen aquí. No hay truco, sólo la intención de compartir lo que pienso y quiero.
Te pido perdón si cuando saludas a los inquilinos de la Moncloa no respondemos, la mitad estamos sordos. De todos modos GRACIAS.

María dijo...

Gracias a ti por tu pronta respuesta, sólo decirte que espero que tus nietos no se cansen nunca de escribir, seguramente son jóvenes y piensan en otras cosas, pero, de verdad, que si supieran la gran labor que hacen no se cansarian de reflejar tus pensamientos y no saben la suerte que tiene de tener abuelo ¡que daría yo por tenerlos a mi lado aunque sólo fuera para "renegar" de ellos!De todas formas, desde ya te digo que si ellos un día te dicen que basta ya, yo me ofrezco para seguir su labor, ten por seguro que seguiré manteniendo tu "pequeño secreto". Un saludo.

Anónimo dijo...

Amigo escritor: Pero bueno..,este blog se esta convirtiendo en un laboratorio de ideas, de exposición de pensamiento,y donde las respuestas son inmediatas .Le felicito, y tambien a Maria que se expresa con mucha fluidez y es de admirar su ofrecimiento. Desearia que éste blog mantenga un nivel de respeto en deferencia a nuestro amigo escritor.Usted no pudo estudiar,( falta de oportunidades) que lastima, (nadie lodiria) pero sus escritos son profundos,reflexionados,y argumentados, yo les llamo a ¨PLUMA CORAZON¨,le animo a seguir y espero nos siga deleitando con sus pensamientos. un cordial saludo.perez flores j.

Anónimo dijo...

hola anonimo soy padre y creo que nosotros tenemos que ser el primer educador de nuestros hijos y sobre todo en esa paz cercana que nos rodea,en la educacion y en todo,la calle enseña lo que enseña,el deporte es uno de los mayores generadores de violencia,que absurdo tener miedo de que salgan a la calle o hagan deporte.lo del chaval que operaron creo que fue mas un accidente que una agresion.saludos

Anónimo dijo...

Efectivamente, amigo mío, lo ocurrido con este chaval es una agresión.Es más, es un delito de lesiones tipificado en el Código Penal, con pena de cárcel.Yo si fuera familiar suyo no dudaría ni un minuto en ponerle una querella al individuo que le agredió.La gente decente sólo tiene un arma( y la más importante) frente a este tipo de gentuza: la JUSTICIA.
Sin más, le felicito por su buen hacer en este blog.
un saludo